martes, 22 de julio de 2014

Los PLE como entornos de aprendizaje permante (I)

Un PLE es un mapa que evidencia el entorno en el que podemos aprender. Así, un PLE incluye los espacios físicos, las personas con las que aprendemos, los medios que son utilizados para acceder a información relevante y las herramientas usadas para compilar dicha información e interactuar con otros.

Podemos decir que los elementos de un PLE cambian de una persona a otra.

Sintetizando, un PLE se compone de:

  • Personas
  • Espacios 
  • Medios y herramientas

que se articulan e interactúan en función de los hábitos y necesidades de cada persona, cambiando de una a otro persona.

El papel central del PLE sin dudas es el de potenciar el aprendizaje social en ámbitos más allá de los institucionales o formales, permitiendo satisfacer las necesidades de autorrealización, que describe Maslow, de relevancia y esenciales para el ser humano.

Si bien podemos decir que el PLE hace alusión a la idea de aprendizaje autónomo, es importante para su desarrollo un contexto en red, que posibilite interactuar con otros y en colaboración a través de herramientas tanto del software social como servicios de la web que prioricen las conexiones con otras personas.
Puede haber tantos PLE como personas, y las redes sociales juegan un papel importante en este desarrollo, ya que determinan nodos y conexiones que permiten seguir aprendiendo y modificar así el mapa de nuestro PLE.

Así, el propio PLE será un mashup para el aprendizaje permanente.


Haz visible tu PLE (I): http://www.educacontic.es/blog/haz-visible-tu-ple-i-introduccion


El PLE es dinámico, flexible, se reestructura a medida que aprendemos y seleccionamos nuevas fuentes de información. En palabras de Diego Leal, el PLE nos remite a un ambiente personal de aprendizaje que crea cada uno utilizando multiplicidad de herramientas de la web para gestionar información y conocimiento. El desarrollo de un PLE permite un aprendizaje tanto de contenidos como de competencias, donde se desarrollan habilidades que se relacionan con el "cómo" se aprende.


¿Cuáles son las fuentes de mi PLE?

Para responder a esta pregunta es importante poder responder a las siguientes preguntas:
¿Qué recursos de la web contribuyen a mi aprendizaje?
¿Cuáles son los sitios web (blogs, wikis, websites, etc.) que hacen parte de mi proceso de aprendizaje?
¿Cuáles son las redes que en donde me relaciono con otras personas y contenidos?
¿Qué personas contribuyen a mi aprendizaje y en qué redes puedo encontrarlos?



Haz visible tu PLE (II): http://www.educacontic.es/blog/haz-visible-tu-ple-ii

Me gustaría detenerme en un aspecto frecuente que se da en las redes sociales, y que noto que se repite con la misma consistencia en los PLE, y que es el de pirámide de participación de Nielsen, que mencionaba en un artículo anterior.

domingo, 22 de junio de 2014

Experiencia primer MOOC Herramientas TIC para el aula

El concepto de MOOC (Massive Open Online Courses) ha logrado ser el centro de discusión y de diversos puntos de vista al respecto de esta modalidad educativa en el último tiempo.

Tenía pendiente compartir la experiencia de una propuesta de formación en abierto en la que participé en 2013, en el marco del III Congreso Virtual sobre educación y TIC, ofrecido a través de la plataforma Ning: MOOC de Herramientas TIC para el aula (#moocTICLEF)

El curso tuvo más de 750 inscriptos provenientes de distintos países, habiendo cumplimentando con un 80% de las actividades propuestas el 40% de los participantes.

¿En qué consistió el MOOC?

Se realizó durante el mes de junio de 2013 y se estructuró en 4 módulos, en los que se proporcionaron contenidos pero también diversas actividades, que resultaron el eje central de la propuesta formativa a lo largo de todos los módulos, junto a la interacción y colaboración entre pares.
Este proyecto se conformó como una vía para ampliar la participación de un público interesado en experimentar el acceso a una actividad en abierto, y como medio de promover el aprendizaje durante toda la vida, lo que considero que contribuye al cumplimiento de una responsabilidad social como es la Universidad.

La instancia de seguimiento resultó una instancia de aprendizaje muy gratificante para el equipo responsable del MOOC, formado por cuatro docentes que somos parte de la Diplomatura Universitaria de Experto en Educación a Distancia de la Universidad Kennedy. Cada uno tuvo a su cargo la facilitación de un módulo, con una duración de una semana.  En mi caso, el gran compromiso de acompañar y orientar a los participantes en el primer módulo, resultando ser "un nodo más" en la red diseñada para articular la propuesta. Los contenidos del MOOC se estructuraron en los módulos: 

Módulo 1: ¿Cómo utilizar Google Drive en el aula?
Módulo 2: La imagen en tus clases
Módulo 3: La historieta como recurso didáctico
Módulo 4: Crear un aula virtual con Edmodo

Los materiales de cada módulo fueron elaborados teniendo en cuenta la autonomía del participante para gestionar su propio estudio. Los contenidos se estructuraron en recursos multimediales diferentes, tales como foros, documentos colaborativos, herramientas de la web 2.0, material hipertextual, de manera de proporcionar al participante una combinación de recursos para que pueda seleccionar qué y cómo estudiar.
La propuesta apuntó a generar un espacio en el que el intercambio entre pares pudiera darse libremente. Así, durante el desarrollo del curso se pudo evidenciar que los participantes recurrieron al servicio de chat permanente que posee la plataforma Ning, al foro, con hilos también abiertos por ellos mismos. 





Luego de haber participado de esta experiencia formativa como docente/facilitadora, puedo decir que los MOOC posibilitan aportar propuestas pedagógicas basadas en la diversidad de contextos, y a la vez, apostar por una cultura global.


Valoración de los participantes acerca de la Percepción del desarrollo del curso  (en la escala Inútil - útil)

Así, el diseño pedagógico no puede reproducir las fórmulas de los cursos de e-learning tradicionales, sino ser pensados en función de su propia lógica interna, se debe fomentar la creación de un verdadero espacio de intercambio en el que se muestre la reconfiguración de roles y se redefina el diseño instruccional.

En cuanto a las condiciones del sitio web donde se desarrolló el curso, más el 95% de los participantes que respondió la encuesta de cierre del curso, consideró a la plataforma Ning como un sitio accesible y disponible para el desarrollo de una actividad abierta y masiva. Estos datos dan cuenta de que esta plataforma no sería un limitante para desarrollar este tipo de cursos, y un argumento más para priorizar los elementos curriculares, pedagógicos y el diseño de actividades.

Finalmente, un agradecimiento a Pablo Bongiovanni por su mención en una publicación que realizó en su blog: Lecciones sobre MOOC: qué hemos aprendido después de la tormenta #mooc24mooc 
 y que su lectura me "ayudó" a publicar esta entrada....


lunes, 19 de mayo de 2014

Reflexiones sobre el rol docente en los nuevos ambientes mediados por TIC en enseñanza superior

El uso adecuado de las TIC en educación y en formación docente implican una transformación de las prácticas formativas y de las concepciones y modalidades de trabajo. Así, la capacitación docente no solo debería impactar en el trabajo en el aula, sea física o virtual, de un docente en particular, sino que tendría que lograr contagiar a otros docentes, invitándolos a un cambio o renovación. Este nuevo rol docente supondría convertirse en un facilitador o mediador del aprendizaje, y a la vez diseñador de situaciones de aprendizajes que incluyan tecnologías.
La función de facilitación en entornos mediados por tecnología es compleja ya que requiere conocer las características de la tarea en sí, las acciones a realizar, como así también las herramientas que necesitará para dicha tarea.
Partimos del concepto que la figura del facilitador no es la de un capacitador, sino la de un soporte que facilite el acercamiento a los contenidos curriculares a través de diferentes recursos didácticos y tecnológicos.
En el contexto actual, la función de facilitación por parte del profesor debería ocupar un lugar aún más relevante, dado que la incorporación de tecnologías y entornos virtuales colaborativos en el aula requieren del estudiante el desarrollo de nuevas competencias que demanda el mercado, tales como autoaprendizaje, comunicación escrita, acceso y filtrado de información, entre las principales.


Tomando a Torres Velandia (2001) podemos decir que un docente en este rol debería cumplir con las siguientes características:
•         Conocimiento de la disciplina y de los contenidos del curso.
•         Habilidad para guiar y sostener el aprendizaje y para explicar el contenido.
•         Cordialidad, amabilidad, accesibilidad, capacidad de aliento.
•         Capacidad de comunicación por diversos medios.
•         Actitud de interés hacia lo que dice o escribe el estudiante.
•         Empatía, o capacidad de ponerse en el lugar del otro.
•         Capacidad motivadora.
•         Compromiso y dedicación a la tarea.
•         Disposición para el trabajo en equipo.
•         Capacidad para organizar su tarea y la de sus estudiantes.
•         Habilidad para cooperar con otros colegas.

El concepto de competencias que propone Bosco (2007) se refiere a la posibilidad de desarrollar capacidades que permitan “usar funcionalmente los conceptos y habilidades en contextos diferentes” (Bosco, 2007: 134). En el caso particular de las competencias vinculadas con las TIC, estas capacidades trascienden a dichas tecnologías.
Manuel Area (2006) sugiere considerar cuatro dimensiones para clasificar las competencias:
  • Dimensión instrumental
  • Dimensión cognitiva
  • Dimensión actitudinal
  • Dimensión axiológica
Así, la capacitación no sólo tiene que apuntar a la adquisición de habilidades tecnológicas específicas para el uso de las TIC como recurso, sino que debe promover el uso crítico de las tecnologías desde actitudes positivas hacia la comunicación, colaboración y construcción del conocimiento.

Una pregunta que invita a la reflexión es  ¿Cuál sería el modelo ideal de competencias de un docente facilitador en el marco de un modelo orientado al aprendizaje en lugar de su condición transmisiva?
El modelo ideal tendría que permitir convertir saberes en competencias, facilitando al docente el desarrollo de las funciones tutoriales con éxito. Así, una primera aproximación de competencias de un facilitador, tanto necesarias como deseables, se presentan en la siguiente tabla:



 Competencias
Necesarias
Deseables
Cognitivas
Capacidad de abstracción, inducción, deducción, análisis y síntesis
Capacidad para reconocer modelos y conexiones ante determinadas situaciones
Habilidad de comunicarse en forma escrita eficazmente

Habilidad para resolver problemas
Capacidad para evaluar su propio desempeño
Sociales
Habilidad para trabajar en distintos contextos y con diferentes personas
Motiva y conduce hacia metas comunes
Flexibilidad para trabajar en equipo
Reconoce la diversidad y multiculturalidad
Habilidad para negociar

Pedagógicas
Habilidad para propiciar el aprendizaje colaborativo en red
Capacidad creativa
Técnicas
Posee conocimientos avanzados sobre procesadores de texto, planilla de cálculo, programas de presentación.
Posee conocimientos sobre hardware y software específicos como ser plataformas educativas y sus herramientas.
Investigativas
Habilidad para generar y difundir conocimiento
Lograr identificar paradigmas de investigación científicos
Tabla: Competencias necesarias y deseables del docente

La tecnología permite llevar a cabo procesos de enseñanza ricos que promuevan el desarrollo de las competencias que hemos llamado deseables, ya que facilita intercambiar información, desarrollar trabajos colaborativos, plantear situaciones propias de la metodología para la resolución de situaciones problemáticas, etc.
Por otra parte, las actividades de reflexión y de discusión estimulan el intercambio de ideas y la realización de aportes y comentarios, es por ellos que es fundamental propiciar este tipo de actividades, y en un clima de intercambio ameno que motive la participación:
En este marco de construcción, el facilitador debería:
  “Estimular la participación y el compromiso de cada participante, utilizando y promoviendo al máximo los soportes multimediales de consulta, comunicación y aprendizaje.
  Realizar una devolución rápida de las inquietudes, permitiendo sostener el aprendizaje autónomo que realizan los estudiantes.  (Lugo y Schulman, 1999: 115)

La formación docente para el uso apropiado de TIC en el nivel superior de enseñanza posee múltiples variables vinculadas. La necesidad de cambios profundos por parte del docente tiene que ser acompañada por una gestión institucional que posibilite al docente no solo de nuevas herramientas y recursos sino de acción y reflexión que permitan un uso crítico en sus prácticas en el aula.
Un aspecto clave a tener en cuenta es la conformación de equipos interdisciplinarios, de manera de potenciar la adquisición de habilidades y competencias, tanto tecnológicas como didácticas, que conlleven a generar procesos de interacción a través de comunidades virtuales.

Continuará...... 
______________________________________________________________
Referencias
Area, M. (2006). La integración escolar de las nuevas tecnologías. Entre el deseo y la realidad. Universidad de la Laguna. Disponible en: http://webpages.ull.es/users/manarea

Bosco, A. (2007) Profesores y estudiantes haciéndose competentes con las TICs. Una visión global. En Cabello, R. y Levis, D. (2007). Medios Informáticos en la educación a principios del siglo XXI. Prometeo. Buenos Aires.
Casamayor, G. (2008). La formación online. Una mirada integral sobre el e-learning, b-learning. Ed. Graó, Barcelona.
Lugo, M.; Shulman, D. “Capacitación a Distancia: acercar la lejanía”. Bs. As.1999
Torres Velandia, A. (2001): La formación, en ambientes virtuales, de docentes tutores para los sistemas de educación superior a distancia. Facultad de Economía, UNAM.