martes, 17 de noviembre de 2015

Crónica del I Encuentro de Articulación de modalidades - 5 y 6 de noviembre 2015


Durante los días 5 y 6 de noviembre de 2015 se realizó en la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) el Primer encuentro de Articulación de modalidades "La Universidad Bimodal".

Un encuentro de un riquísimo intercambio y aprendizaje con colegas comprometidos con la educación superior y la inclusión de tecnologías en el aula.

Aquí, una recopilación de lo compartido en la jornada y felicitaciones al Comité organizador por  tan impecable tarea desarrollada.









Entendemos que la enseñanza en entornos virtuales se sustenta en la generación de contenidos, pues es la calidad del material, junto a la metodología participativa y planificada, y la labor del profesor en la tutorías, lo que determina la validez de un curso de formación en línea.
El uso de las TIC ha generado una nueva necesidad de formación de docentes universitarios ante la necesaria redefinición de conceptos como espacio y tiempo. En los últimos años, la tendencia en la oferta de las universidades presenciales ha comenzado a virar a una enseñanza de tipo mixta. Básicamente, estamos hablando de espacios de formación donde se combinan diversidad de lugares para el encuentro (aulas, laboratorios, plataformas, etc.) y donde los profesores pueden aplicar diversas metodologías para facilitar el aprendizaje (Rodriguez, Illena, 2006 en Cabero, 2008).

Como afirma UNESCO (2005) en el documento “Hacia las sociedades del conocimiento”:
En las sociedades del conocimiento, los valores y prácticas de creatividad e innovación desempeñarán un papel importante –aunque solo sea por su capacidad de poner en tela de juicio los modelos existentes- para responder mejor a las nuevas necesidades de la sociedad. La creatividad y la innovación conducen asimismo a promover procesos de colaboración de nuevos tipos que ya han dado resultados especialmente fructíferos.”

Además, la implementación de un proyecto a distancia representa cambios sustanciales en el “modo de ser” institucional, a nivel administrativo, organizativo y de recursos humanos. Estos cambios implican modificaciones de gestión, pues muchos procesos difieren de los que se llevan a cabo en las propuestas presenciales, lo cual genera la necesidad de articular nuevas herramientas (inscripciones, procesos de pago, seguimiento de alumnos, gestión de campus virtual). Involucran, también, particularmente la transformación del profesor experto en contenidos y la aparición del tutor como figura clave para el apoyo y seguimiento de los alumnos en su trayecto formativo.

Para poder llevar adelante proyectos como el que aquí presentamos, pensamos que es necesaria esta capacidad de innovación, de renovación y de apertura hacia el trabajo colaborativo.





lunes, 14 de septiembre de 2015

III Jornadas de TIC e innovación en el aula - UNLP

Durante los días 7 y 8 de septiembre participamos en las 3° Jornadas de TIC e innovación en el aula "Enlaces entre Educación, Conocimiento Libre y Tecnologías Digitales"  en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).



Las jornadas se estructuraron en paneles, conferencias y mesas temáticas de trabajo, espacios en los que fue posible el intercambio y la reflexión en torno a los procesos relacionados con la formación pedagógica y tecnológica en diversos ámbitos institucionales.  Espacios también para reencuentros y también "desvirtualizaciones" de colegas y referentes del área de la tecnología educativa.

Dos conferencias de "lujo" para el cierre de ambas jornadas:

  • Lunes 7/09: La enseñanza Universitaria hoy. La Era de la Invención, a cargo de Mariana Maggio.
  • Martes 8/09: UNLP - Wikimedia, con Patricio Lorente, actual presidente  de la Fundación Wikimedia.


La interacción durante las jornadas también fue potente, nutrida e intensa a través de las redes sociales: comentarios, reflexiones, fotos, interrogantes, etc, que circularon a través de twitter y facebook permitieron expandir lo que transcurría en la UNLP.

En particular, la interacción resultó muy fluida en twitter, a través del hashtag #EaDUNLP y usuarios como @eadunlp , @mmercedesmar , .......

Aquí uno de los registro que reúne lo ocurrido:





A modo de conclusión, entiendo que la enseñanza en entornos virtuales se sustenta en la generación de contenidos, pues la calidad del material junto a la metodología participativa y planificada, la labor del profesor en las tutorías, las decisiones de gestión y las condiciones tecnológicas adecuadas, son las que permiten determinar la validez de una propuesta formativa en línea de calidad.

Finalmente, gracias al equipo de la Dirección de Educación a Distancia y Tecnologías de la UNLP, organizadores de estas jornadas, por la amabilidad en la atención y la calidad en la organización.

¡Hasta la próxima!



sábado, 20 de junio de 2015

Enseñar y aprender en la virtualidad

Distancia y separación son elementos centrales de la Educación a Distancia, y conforman la distinción clave respecto a la educación presencial pero ¿Representa un problema?
Podemos decir que gracias a las tecnologías es posible cada vez más suprimir la distancia entre docente y alumno, y así reducir la brecha entre educación presencial y educación a distancia.

En el siguiente video, Manuel Area nos presenta un recorrido desde los inicios de la Educación a Distancia hasta la llegada del llamado "elearning",  término que nos invita a  pensar la educación a distancia hoy, mediada por la tecnología.





Actualmente, Internet configura un entorno de acción y representación del aprendizaje que implica acceder a una forma de organización del conocimiento y comunicación pensada en red. En este escenario, la modalidad a distancia utiliza "la red" como medio tecnológico para la distribución de la información, como así también posibilita la comunicación entre estudiantes y profesores a través de diferentes herramientas tanto sincrónicas como asincrónicas, como parte de la acción de aprender.

En la actualidad, la tecnología permite que las aulas virtuales se conviertan en espacios organizados en torno al aprendizaje, aportando soluciones para resolver aspectos que tienen que ver con lo pedagógico, para lo cual contamos con diferentes herramientas.

Así, a partir de la Web 2.0, surge la posibilidad de "publicar en red" gracias a las nuevas herramientas que posibilitan a los usuarios no solo consumir información sino también producirla.
Este nuevo entorno ofrece oportunidades de aprendizaje y se amplían o amplifican las posibilidades en el aula virtual.
En este sentido, siguiendo a Manuel Area, estamos en presencia de un "Espacio digital abierto, que nos lleva a pensar en un nuevo ecosistema de aprendizaje para enseñar y aprender con recursos de la Web 2.0." 


Trayendo una vez más a Cabero (2006), entre las características más significativas cuando hablamos de la red como entorno que abre el aula, podemos mencionar:
  • Aprendizaje flexible y muy apoyado en tutorías.
  • Utilización de diferentes herramientas de comunicación (foros, comunidades y redes de aprendizaje, blogs, mensajería instantánea).
  • Combinación de diferentes materiales (multimediales, hipertextuales, visuales, etc.)




¿Qué pasa con el rol docente en estos entornos?

Si no es fácil ser docente en la modalidad presencial, menos aún en la modalidad virtual.

El rol del tutor en un modelo virtual adquiere ciertas características propias del medio o entorno hipertextual en el que se desarrolla. Por ello, es necesario que se pueda establecer un buen vínculo a través de la palabra escrita para que los estudiantes perciban la contención dentro de la experiencia de aprendizaje en el aula virtual. Así, es importante "pensar antes de escribir".
Desde la tutoría es necesario facilitar la socialización en el ambiente de aprendizaje para que el estudiante pueda involucrarse activamente en las actividades de la comunidad de aprendizaje.

¿Qué competencias tiene que desarrollar un tutor en la virtualidad?

Presento aquí las que considero más significativas:
  • Acompañar y guiar a los participantes en el uso de las bases de información y conocimiento, así como proporcionar acceso a los mismos a usar sus propios recursos.
  • Intervenir para que los estudiantes se vuelvan activos en el proceso de aprendizaje autodirigido, explotando las posibilidades comunicativas de las redes como sistemas de acceso a recursos de aprendizaje.
  • Ser capaces de guiar a los estudiantes en el desarrollo de las experiencias colaborativas, monitorizar el progreso del estudiante, proporcionar feedback de apoyo al trabajo del estudiantes, y ofrecer oportunidades reales para la difusión de su trabajo.

¿Qué otras competencias agregarían?