martes, 13 de noviembre de 2012

Entornos virtuales para enseñar y aprender


El pasado sábado 3 de noviembre, invitada por Clarisa Barraza, profesora de Tecnología Educativa III, de la Licenciatura en Tecnología Educativa estuve conversando a través del sistema de videoconferencias de la Universidad con los estudiantes de la carrera, próximos a recibirse, acerca del impacto de las tecnologías en el ámbito educativo, y en particular, de mi experiencia en el intercambio e interacción propios de los entornos virtuales.

Aquí, la presentación que compartí:

 
y aquí dejo una breve síntesis de los temas que recorrimos, pero en un formato narrativo:
 
Las experiencias de aprendizaje en entornos virtuales favorecen el trabajo colaborativo y, en particular, permiten a los estudiantes desarrollar habilidades más autónomas acordes a los tiempos y situaciones personales.
 
¿Qué es entonces un entorno virtual?
Un espacio de comunicación que permite el intercambio e interacción dinámica. Es un concepto que va más allá de lo tecnológico, siendo lo fundamental la mediación que se puede establecer entre lo tecnológico (o plataforma) y lo pedagógico.
 
Pensar en tiempos de cambios...
La modalidad blended learning (b-learning) combina la enseñanza presencial con la utilización de Internet como medio de comunicación en entornos virtuales de aprendizaje.
Siguiendo a Cabero (2008), el b-leaning combina la eficiencia de la clase presencial con la flexibilidad del e-learning, sin que con ello la aplicación de este último en sí mismo sea ineficaz.
Es posible combinar espacios (clases tradicionales y virtuales), tiempos (presenciales y no presenciales) y recursos (analógicos y digitales), donde los protagonistas modifican sus roles y donde los cambios también afectan a los modelos organizativos de las instituciones educativas.
 
La implementación de un modelo que combine presencialidad con virtualidad en un mismo ambiente requiere de un trabajo interdisciplinario, pedagógico, didáctico instruccional, gráfico y tecnológico, con el propósito de diseñar prácticas más dinámicas y con características propias.
Así, es necesario contar con un equipo que logre cubrir los siguientes roles:
  • Experto en contenido: docente que posee el conocimiento de la materia. Tiene la función de proporcionar al diseñador didáctico los contenidos del curso.
  • Diseñador didáctico: tiene a su cargo el diseño y la elaboración del guión y pantallas del curso, la elaboración de actividades y ejercicios de aplicación e integración.
  • Diseñador gráfico: elabora gráficamente el tipo de entorno de pantallas y la iconografía.
  • Especialista en EaD: responsable de definir los objetivos del curso, siendo el nexo de comunicación entre los miembros del equipo.

Entornos de aprendizaje....
Partimos del concepto de aula virtual para el desarrollo de las clases no presenciales. Allí, se encuentran las herramientas de comunicación y distintos recursos como contenidos y autoevaluaciones.
El aula virtual es el "espacio virtual" donde se produce la interacción entre docentes y estudiantes. A través de este espacio, el estudiante puede leer y descargar documentos, realizar tareas, formular preguntas, trabajar en grupo.

La existencia de entorno virtual hacer posible que el docente pueda diseñar y publicar sus materiales didácticos, potenciar la interactividad y estimular los vínculos horizontales (entre los estudiantes entre sí) y verticales (con los docentes).
En este contexto, ¿cuál sería entonces la función del docente en un entorno virtual?

Para seguir reflexionando....
Las prácticas educativas en plataformas, ¿se basan en una metodología participativa o sólo se limitan al desarrollo de un aprendizaje tradicional simplemente apoyado con recursos tecnológicos?

Gracias Clarisa por la invitación!!!
 

7 comentarios:

  1. Buenísimo el post, Paola. Ya no sólo por la explicación sino también por el contenido. Sin duda, se requiere muchísima formación del profesorado para que sean capaces de utilizar y dinamizar plataformas y combinarlas con una metodología participativa. Sería bárbaro si se utilizara el "aprendizaje invertido" y los estudiantes leyeran la materia para luego plantear las dudas en el aula y generar debate tanto online como offline (ya se hace en países del norte de Europa). Hay mucho trabajo por hacer.

    Un saludo. Lisandro Caravaca de www.eduskopia.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lisandro por los comentarios!
      y una observación muy acertada la que hacés. Este año ya se ha empezado a hablar como tendencia el modelo de "la clase invertida", reservando el espacio presencial para dudas y resolución de actividades. Claro que es necesario un trabajo de seguimiento planificado y estructurado para los momentos no preseciales, mediados por la tecnología...
      Un saludo!

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a vos Paola por tu participar(aun con dificultades de conexión, porque fue por video conferencia) y tu compromiso profesional. No solo compartiste conocimiento y experiencia sino también ética profesional. De nuevo muchas gracias
    Saludos
    Clarisa

    ResponderEliminar
  4. Hola Paola! Soy alumno de la licenciatura. Muchas gracias por la charla y por el resumen, muy rico el intercambio y muy generoso de tu parte! Saludos!

    Ignacio Spina.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ignacio y cualquier consulta, ya saben dónde encontrarme :)

      Eliminar
  5. Paola, gracias por la intención de trascender el espacio virtual y comunicarse por esta vía con los alumnos de Clarisa
    saludos!

    ResponderEliminar